Caracterización del territorio para el cultivo del pistacho

El campo en Aragón se enfrenta actualmente a un gran reto: la conversión de cultivos con producciones irregulares y poco rentables a otros cultivos que aseguren retornos que consoliden su continuidad y viabilidad. El pistachero se ha convertido en una de las especies con mayor interés en el sector de frutos secos, por su mejor adaptación a condiciones meteorológicas que el resto de frutales, soportando heladas de -30ºC en el invierno y por encima de 40ºC en verano.

Problemática

El campo en Aragón se enfrenta actualmente a un gran reto: la conversión de cultivos con producciones irregulares y poco rentables a otros cultivos que aseguren retornos que consoliden su continuidad y viabilidad. Grandes superficies de secano están ocupadas por cultivos de cereal o por cultivos leñosos como el almendro, muchas veces con variedades poco adaptadas, cuya producción depende peligrosamente de la bondad del clima y su rentabilidad de los vaivenes del mercado. Esto ha sido la causa del abandono de tierras o su arrendamiento y, finalmente la disminución de la población rural. La solución obvia es la sustitución de estos cultivos por otros con producción más regular y una rentabilidad más estable.

El pistachero se ha convertido en una de las especies con mayor interés en el sector de frutos secos, por su mejor adaptación a condiciones meteorológicas que el resto de frutales, soportando heladas de -30ºC en el invierno y por encima de 40ºC en verano. El saldo comercial de España siempre es negativo, registrando el valor de las exportaciones de 632 miles €, frente a 1.314 miles € de las importaciones, resultando un saldo negativo de 782 miles de € en 2019. Pero el cultivo del pistacho no tiene tradición en el campo aragonés. Tiene características propias que lo hacen diferente de los demás frutos secos o el olivo, por lo que requiere una formación y asesoramiento para que la plantación tenga éxito.

El objetivo general del proyecto es la elaboración de un mapa de adecuación del cultivo del pistacho en Aragón.

Este objetivo se alcanzará mediante el estudio del comportamiento de variedades, en cultivo y de nueva introducción, en relación con las distintas condiciones ambientales en distintas zonas de cultivo de Aragón. Los datos obtenidos durante el desarrollo del proyecto, mediante sensores instalados en las diferentes parcelas, permitirán encontrar la idoneidad de áreas en Aragón para el cultivo del pistacho, así como la idoneidad de variedades para estas áreas de cultivo.

Resultados

Los datos obtenidos mediante sensores instalados en las diferentes parcelas, permitirán encontrar la idoneidad de áreas en Aragón para el cultivo del pistacho, así como la idoneidad de variedades para estas áreas de cultivo. Se espera que los resultados ayuden a aumentar la producción, y por tanto la sostenibilidad y viabilidad de las explotaciones agrícolas dedicadas al pistacho.

Toda esta información se alejará en una plataforma en el nube y para su análisis se utilizarán aplicaciones de software específicas para el tratamiento de datos y la gestión de grandes  cantidades información para lo que se aplicarán innovadoras herramientas como el big data y la inteligencia artificial. Los datos se extrapolarán a todo el territorio aragonés y culminará con la elaboración de un mapa interactivo que permitirá a los agricultores conocer cuáles son las parcelas en las que el pistacho ofrece mayores y mejores posibilidades. Esta herramienta innovadora estará a disposición de aquellos productores de pistachos que quieren aumentar la superficie e incrementar su rentabilidad, pero también para aquellos que quieren adentrarse en el mundo del pistacho.

Skip to content