• Viernes, 01 Abril 2022

Aprovisionamiento en tiempos de crisis

Movilidad sostenible

Un contexto socioeconómico complejo

Hace unos meses, escribía en nuestro blog acerca de cómo el sector de la logística y el transporte se supera continuamente, con el objetivo de hacer llegar a cada consumidor y a cada empresa los productos necesarios para que la actividad esencial no pare. Es esta clara vocación de servicio al cliente la que garantiza que nuestras necesidades básicas estén cubiertas.

Hoy, vivimos tiempos todavía más complejos. La incertidumbre parece que ha llegado para quedarse una buena temporada y la crisis actual, provocada por la guerra de Ucrania, ha provocado una situación de tensión hasta el límite en este sector. A su vez, la huelga de transportes genera una incertidumbre total en los modelos de aprovisionamiento, provocando que la crisis se incremente en muchos ámbitos.

Cada mañana nos levantamos con la incertidumbre del impacto que este contexto de crisis tendrá  en el transporte, en la logística, en los procesos productivos o en nuestro día a día como consumidores. Las empresas están replanificando continuamente, adecuando sus ritmos de producción a la situación diaria y dimensionando, en la medida de lo posible,  sus capacidades de producción a los ritmos de la demanda y a la disponibilidad de sus materiales primas.

Minimizando el impacto de la crisis

En un planteamiento de globalidad como el que tenemos, la competencia entre empresas no se da tanto por sus productos, sino por su capacidad de resiliencia, de dar respuesta a la volatilidad de la demanda y de adaptar sus cadenas de suministro. Aquella empresa que tenga la cadena de suministro más eficiente, estará en mejores condiciones de competir porque podrá minimizar los costes totales, sin que ello repercuta en una merma de los niveles de servicio exigidos por los clientes.

Pero, en la situación actual, la necesidad de realizar una apropiada planificación del inventario se ha acentuado aún más, si cabe. Dados los problemas de transporte, la escasez de crédito, la subida de los costes, o la necesidad de no parar los procesos productivos, las empresas necesitan reducir su inversión en capital circulante y optimizar su stock de una forma más rentable, con un mix más apropiado de productos y materiales primas en el almacén, de acuerdo a la estrategia de stock-servicio seleccionada por la empresa.

¿Cómo se consigue esto? Es posible mejorarlo mediante un adecuado modelado de la incertidumbre de la demanda y del aprovisionamiento para cada producto, y mediante la aplicación de tecnologías de previsión de la demanda y de optimización sobre el conjunto de productos. Una optimización del inventario basada en el procesado automático de miles de referencias permite equilibrar los objetivos de inversión en capital y de nivel de servicio, mejorando de este modo la rentabilidad de la empresa.

La tecnología más avanzada aplicada el sector logístico

Para ello, desde ITAINNOVA, apostamos por las técnicas más innovadoras en el área de Inteligencia Artificial o Machine Learning  a través de nuestra plataforma Kajal®, que permite optimizar los procesos logísticos, productivos y de transporte de una forma integrada, con el objetivo de amortiguar la incertidumbre y de estar preparados para anticiparnos y adaptar nuestros modelos de suministro de forma ágil.

Pilar Fernández de Alarcón

ARTÍCULOS DEL MÍSMO ÁMBITO

OTROS ARTÍCULOS

Skip to content