Máquinas y drones colaboran en construcción

Máquinas y drones colaboran en construcción

El proyecto europeo BEEYONDERS ha reunido a los socios esta semana en Génova (Italia) con el fin de compartir los avances realizados por los equipos. Este proyecto busca hacer la vida más fácil y segura para los trabajadores de la construcción. El objetivo es allanar el camino para una industria de la construcción más sostenible y competitiva en Europa. 

BEEYONDERS cuenta con socios de varios países. Entre todos ellos, el ITA está colaborando estrechamente con ACCIONA, TECNALIA, CATEC e HIDROMEK.

Máquinas y drones colaboran en construcción. Socios de BEEYONDERS se han reunido en Génova Italia.

Nuestra compañera María Teresa Lázaro, del equipo de Robótica y Automática, ha asistido en representación del Instituto Tecnológico de Aragón ITA. Nos explica que “durante estos dos días hemos podido presentar los avances realizados en el contexto del proyecto en el grupo de Mecatrónica, centrados en el desarrollo de sistemas de localización, de mapeado y de percepción colaborativa para alcanzar una conciencia situacional compartida entre máquinas y drones presentes en entornos de construcción. En el ITA estamos participando en la robotización de una pala cargadora y en el desarrollo de sus funciones autónomas que comprenden la navegación, y los procesos de carga y descarga de escombros”.

Los socios compartieron la revisión de los casos de uso, plantearon experimentos, que comenzarán en 2025, y propusieron soluciones de integración de las distintas tecnologías.

Vehículos terrestres y aéreos autónomos y teleoperados

En la anterior revisión de proyecto dieron a conocer los avances en  vehículos terrestres y aéreos autónomos y teleoperados.

El mayor desafío en el desarrollo de estas tecnologías, según María Teresa Lázaro Carlos Bernad, expertos de ITA, es “desarrollar máquinas autónomas para túneles y sitios de construcción. Que sean capaces de lidiar con diversos obstáculos y condiciones que cambian rápidamente».

Factores como la baja visibilidad y el polvo complican aún más la navegación y se soluciona con los sensores de percepción avanzados, como radar y cámaras térmicas o infrarrojas. Al integrar estas tecnologías, nuestros vehículos autónomos pueden garantizar una percepción precisa, lo que permite una navegación segura y eficiente dentro de túneles y sitios de construcción”.

BEEYONDERS aborda esto de manera pionera con una plataforma de software de código abierto para maquinaria autónoma.

Esta plataforma guía tanto a vehículos pesados como a drones con igual eficiencia. Equipados con percepción multisensorial, estos vehículos generan mapas 3D precisos y los comparten en tiempo real.

El software actualiza estos mapas sobre la marcha, respondiendo a cambios ambientales que no se reflejan en los mapas existentes. Para lograr esto, se está desarrollando un módulo de toma de decisiones de alto nivel. En entornos donde el GPS no está disponible, los drones aéreos operarán de forma autónoma utilizando la tecnología 3D Lidar. Esta tecnología, combinada con sensores inerciales, permite la navegación autónoma en entornos sin GNSS y mejora la identificación y evita los obstáculos.

Las máquinas deben operar juntas sin intervención humana. Las dos grandes ambiciones del proyecto son optimizar la secuencia de tareas para un uso más eficiente de los recursos en vehículos terrestres, y hacer posible el vuelo autónomo de drones en edificios o condiciones de baja visibilidad.

PROTOTIPOS

Los prototipos de estas plataformas robóticas autónomas serán sometidos a pruebas en entornos peligrosos para validar su funcionalidad. Los estudios de caso de BEEYONDERS en los que participará el ITA incluirán:

 • Túnel de Prueba de la Fundación Santa Bárbara (España): Los drones explorarán terrenos rocosos y con escombros en un pasaje subterráneo después de explosiones.

• Red de Carreteras AISCAT de 5,000 km (Italia): Los vehículos autónomos optimizarán las rutas, automatizarán el mantenimiento y la inspección de semáforos y señales de tráfico, y supervisarán el crecimiento de la vegetación junto a las carreteras.

El proyecto arrancó en junio de 2022 bajo la coordinación de Acciona y la participación de 21 socios, dos empresas filiales y un país asociado.

Lourdes Buisán Gabás

Lourdes Buisán Gabás

ARTÍCULOS DEL MÍSMO ÁMBITO

OTROS ARTÍCULOS

Skip to content